Inteligencia Ecológica

“La inteligencia ecológica es la capacidad de vivir tratando de dañar lo menos posible a la naturaleza. Consiste en comprender qué consecuencias tienen sobre el medio ambiente las decisiones que tomamos en nuestro día a día e intentar, en la medida de lo posible, elegir las más beneficiosas para la salud del planeta. La paradoja reside en que cuanto más coherentes somos con su bienestar, más invertimos en el nuestro”.
Debido a que el aceite se recicla en el interior del mismo filtro, los intervalos de cambio se extienden. El petróleo es un recurso limitado que un día se acabará. Maximizando el uso del mismo aceite, se reduce la cantidad de aceite a comprar durante la vida útil de sus equipos. También la reducción en la cantidad de aceite contaminado a ser eliminado es una manera de minimizar el impacto sobre el medio ambiente. Siempre que se requiere un cambio de aceite existe el riesgo de derrames y contaminación del suelo, la reducción del número de cambios de aceites disminuye este riesgo drásticamente y sin duda alguna, estará contribuyendo con el Medio Ambiente.